El mal estado de las calles, la falta de zanjeos y obras de desagües, las deficiencias en la recolección de residuos y los basurales a cielo abierto en las calles son algunas de las problemáticas que plantean los vecinos de diversos barrios que se organizaron y movilizaron al Municipio. Se declararon en asamblea permanente y montaron una carpa frente a la Comuna hasta que los atienda Oscar Luciani.

Un importante número de vecinos de diferentes barrios protestan desde esta mañana en la Municipalidad por el mal estado de las calles, la falta de zanjeos y obras de desagües, las deficiencias en la recolección de residuos y los basurales a cielo abierto en las calles, entre otras problemáticas. La movilización se resolvió la semana pasada en el marco de una reunión que se llevó a cabo en la Sociedad de Fomento del barrio San Pedro.

En ese contexto, de la movilización participan vecinos de los barrios La Loma, San Pedro, Ameghino, Juan XXIII, Luna, San Fermín, San Jorge, Santa Marta y El Ceibo, Los Laureles, entre otros, quienes reclaman ser atendidos por el intendente Oscar Luciani. Pero ante la ausencia del jefe comunal, se declararon en asamblea permanente y montaron una carpa frente a la Comuna.

Sus reclamos

Barrio San Fermín

«Del bloque de Los santos podemos decir que estamos todos en la misma situación, pero particularmente queremos remarcar nuestros reclamos y exigimos que de manera inmediata se inicie con el arreglo específico y definitivo de la calle Las Margaritas ya que es una de las entradas a nuestro barrio, y por lo tanto de alto tránsito. Sumado a esto también exigimos que se inicien simultáneamente con un trabajo de desratización debido a la gran presencia de roedores producto de los basurales que se generan por el atraso que el municipio lleva en la recolección de residuos en el interior del barrio, cosa que también exigimos se comience con los trabajos de eliminación de los mismos. Que quede bien en claro, es para nosotros/as imperioso tanto que trabajen en las causas como en las consecuencias de lo que hoy representa un foco infeccioso permanente sumado a que estamos atravesando un brote de Hantavirus en la provincia de Buenos Aires».

Barrio Juan XXIII

«Habiéndose cumplido dos meses de la audiencia celebrada con usted (y de la que fuera partícipe también la Asociación Inundados de Luján), enfatizamos nuestra preocupación y disconformidad dado el incumplimiento de la realización del plan de obras hidráulicas en el barrio Juan XXIII. Atento a lo señalado, queremos destacar que no solo ha faltado a su palabra, engañando a todos los vecinos y vecinas del barrio, sino que también las condiciones que se habían denunciado oportunamente se agravan con cada inclemencia climática. Habiéndose cumplido cada una de las instancias administrativas es que estamos trabajando en una presentación de otras características en sede judicial, respetando la decisión que se tomara en Asamblea abierta en noviembre del pasado año».

«Cabe destacar, que nuestra situación presenta dos grandes problemas, por un lado la carencia de obras y por otro lado la habilitación de barrios privados en cercanías al Juan XXIII que no respeta la normativa vigente para su construcción y, en consecuencia, afecta de manera directa e irreparable el ecosistema y hábitat en donde se desarrolla; perjudicando así de forma indiscriminada a vecinos y vecinas. Enfatizamos en el emprendimiento inmobiliario conocido como “La Concepción II”, que el Dr. Luciani tuvo la oportunidad de observar al sobrevolar la zona con la Asociación Inundados de Luján, y que, por nuestra parte, desconocemos a la fecha, si ha cumplido siquiera con los requisitos necesarios para su aprobación».

Barrio Parque Esperanza

«Vivimos en un estado de alta vulneración de nuestros derechos, con la amenaza constante y hechos de inseguridad que afectan un hábitat digno y saludable, el caminar tranquilos y participar de una vida social acorde de cualquier ciudadano. En el barrio se vive el miedo y la desprotección, esta realidad compleja y dolorosa nos exige encontrar caminos de cooperación mutua contemplando los grados de responsabilidad de los distintos niveles de decisión».

«Necesitamos urgentes políticas de seguridad en el concepto de cuidado de la vida en su conjunto (barrio, escuela, familia, etc.) y las fuerzas de seguridad en el cuidado de unos a otros. Es por eso que pedimos Seguridad, que hoy no hay. Mientras nuestros derechos básicos sigan siendo vulnerados, le solicitamos al Estado que asuma un rol más activo en esta problemática».

Para lograrlo, consideran imprescindible llevar adelante acciones efectivas, entre las que solicitan:

1. Mayor presencia policial haciendo prevención durante todo el día, y con patrullaje especialmente en horarios claves (noche, madrugada) que es cuando se producen reiterados hechos de vandalismo y robos sobre diferentes calles del barrio.

2. Mayor iluminación en el límite de los terrenos baldíos, reposición de luminarias agotadas o quemadas.- En este punto debemos reiterar los términos de nuestra petición formulada en fecha 16 de Mayo de 2018, la cual nunca recibimos una respuesta favorable; no sabemos si fue traspapelada, no fue contemplada la solicitud o toma mucho más tiempo de lo previsto su resolución.

3. Convocar a los propietarios de los lotes baldíos, en nuestro caso al que se encuentra delimitado por la calle Zapiola, Sargento Cabral y Malvinas Argentinas; como así también al límite de la calle Sargento Cabral (Colegio San Patricio) a fin de conservar el predio limpio, sin pastizales con adecuado mantenimiento de las cunetas.

Barrio Los Laureles

«Denunciamos la ausencia total de obra pública, que nos somete a inundaciones y anegamientos de forma permanente que impactan en nuestra salud, en el normal funcionamiento de las instituciones educativas, en la regular actividad del transporte público así como en el desarrollo de la totalidad de actividades de nuestra vida cotidiana. A pesar de que vivimos a 8 kilómetros del río, nos inundamos, tenemos grandes focos infecciosos, agua corriente contaminada, acumulación de basura y ramas que atraen roedores y otras plagas».

«Es por ello, que exigimos obras públicas de zanjeo, bacheo y desagües pluviales; el arreglo y entoscado de calles, pavimentación y ensanchamiento de la calle M. Unzue de Alvear y de las calles necesarias para ampliar recorrido del colectivo local; la recolección de ramas y basura, la potabilización del agua corriente, la colocación y arreglo de luminarias, el trazado de sendas peatonales, arreglo del tramo de la ruta que conecta el barrio con el centro de la ciudad».

Barrio Elli

«Varios de nuestros reclamos ya han sido mencionados anteriormente porque compartimos las mismas necesidades que los otros barrios presentes, pero deseamos enfatizar en la necesidad de nuestros vecinos y vecinas de contar con un transporte público, que les permita tener un rápido y seguro acceso tanto al centro de la ciudad como a las escuelas a las cuales concurren la mayoría de los niños y adolescentes de nuestro barrio. En la actualidad deben desplazarse a pie, en ciclomotores o bicicletas por la calle Fernández Beschtedt, siendo de público conocimiento el peligro que ello implica, y más aún los días de lluvia».

«En el mismo sentido, reclamamos urgentemente y de manera imperiosa que de una vez por todas y definitivamente se termine con la pavimentación de la calle Fernández Beschtedt desde la colectora de la Autopista en sentido al Aeroclub, ya que es el ingreso a nuestro barrio. La modificación que solicitamos implica que el recorrido que efectúe está en línea con el reclamo de ampliación del recorrido dentro del barrio Ameghino. Hacemos además hincapié en el hecho que el Elli es uno de los pocos barrios del partido de Luján que no cuenta con trasporte público de pasajeros».

Barrio Santa Marta (vecinos relocalizados)

«Lo que estamos exigiendo es que se concrete una reunión entre los organismos de Nación, Provincia y Municipal involucrados para que se reactiven las obras de las 58 viviendas que faltan entregar de los planes ya acordados en esta etapa de 88 viviendas y avanzar urgentemente con un convenio para seguir con las 84 viviendas que quedan por construir».

Barrio Ameghino

«Nuestro reclamo se basa en nada más y nada menos que nuestra exigencia de que se reinicien y esta vez con garantías reales las obras enmarcadas en el Plan Nacional de Hábitat. Ya cumplió un año la paralización y abandono total de estas obras, lo que no solo causa varios y diversos problemas en la cotidianeidad de vivir en el barrio, también se nos presentan nuevas problemáticas como las que ahora representa la laguna constante de la esquina de Darwin y Libertad. Además de que es imposible transitar por dicha calle y tememos por la salud de nuestros niños y niñas ya que representa un foco infeccioso constante».

«Las excusas presentadas en reuniones pasadas ya fueron superadas, ya no siguen de paro los trabajadores/as municipales y principalmente según lo indicado por los funcionarios de la cartera de Obras Públicas, una nueva partida presupuestaria llegó hace ya más de 6 meses y a pesar de eso no tenemos novedades sobre las respuestas a nuestros reclamos más allá de una u otra publicación de Facebook de su gobierno. Sr. intendente, necesitamos gestiones en la vida real y no en la virtualidad del cyber espacio».